Utilizamos cookies y no lo escondemos
www.gasoleosenergeticos.es Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Por favor, revisa nuestra Política de Cookies para comprobar que estás de acuerdo con ella.
ACEPTO
Cerrar

Propiedades y ventajas


Repsol Energy e+, es el gasóleo de C de Repsol con una formulación exclusiva y patentada que contiene un paquete de aditivos diseñado específicamente para su uso en instalaciones de calefacción y en calderas. Gracias a su composición química y su mayor densidad, el gasóleo C es capaz de ofrecer mayor poder calorífico por unidad de volumen que los gasóleos A y B para las mismas condiciones.

El nuevo Repsol Energy e+, además de las ventajas que ya tiene el gasóleo C, incorpora un paquete de aditivos exclusivos que aumenta el rendimiento y reduce los residuos. Con esto, se consigue más calor por cada litro de combustible y un mantenimiento más sencillo y barato.

Repsol Energy e+ es el gasóleo de calefacción y agua caliente sanitaria más calorífico porque:

  • Aumenta el rendimiento de la instalación evitando la acumulación de suciedad y facilitando la transmisión de calor entre el combustible y el agua.
  • Mantiene las prestaciones de estreno de la caldera, contribuyendo a un mejor aprovechamiento del calor liberado por el gasóleo. 
  • Reduce el consumo de gasóleo al conseguir un calentamiento del agua más eficaz.
  • Minimiza los costes de mantenimiento de las instalaciones al evitar la acumulación de suciedad en quemadores, filtros y el interior de la caldera. 
  • Es un calor seguro, pues su punto de inflamación es superior a los 60º C.

Principales propiedades:
  • Estabilidad a la oxidación
    • Incorpora un desactivador de metales que protege al gasóleo del efecto catalítico del cobre presente en las líneas de alimentación del combustible en instalaciones de calefacción.
    • Evita que el gasóleo se desestabilice, reduciendo la formación de partículas insolubles que pueden ensuciar la caldera y generar mal funcionamiento.
  • Estabilidad a la luz
    • Protege al gasóleo frente a la desestabilización provocada por la incidencia de la luz, en caso de que el gasóleo se encuentre almacenado en recipientes traslúcidos.
  • Mejora el rendimiento
    • Obtiene una mejor combustión reduciendo los humos y la formación de hollín, mejorando el rendimiento de la instalación, abaratando el mantenimiento de la instalación y permitiendo una menor contaminación.
    • Presenta un adecuado comportamiento del producto en condiciones de baja temperatura ambiente evitando la indeseada obstrucción de filtros. 
    • Presenta una mejora apreciable en la formación de lodos